domingo, 19 de julio de 2015

ESPÍRITU de ARAUCO

        Nuestros ancestros del este por donde nace el sol

Cincuenta años antes que los exploradores españoles arribaran por vez primera al territorio chileno ya el sagaz Rey Inca Túpac Yupanqui, décimo soberano incaico, había avanzado en esta larga y angosta faja para conquistar los dominios del araucano. Pero el impulso de la iniciativa inca alcanzó hasta el río Maule solamente; más al sur existía un peligro inminente de ser vencidos por un pueblo valiente y aguerrido.

Río Maule, VII Región del Maule (mawlen = lluvioso en mapudungun)

Claves

Inka = ladrón  (en mapudungun)


No eran tan adelantados como los aztecas, mayas, toltecas o incas, pero gozaban de una óptima y eficiente preparación para la guerra, aunque no disponían de conocimientos tácticos definidos.


Se dividían en tres grupos bien caracterizados:


  •  los huilliches (gente del sur) desde la provincia de Valdivia, XIV Región de Los Ríos, hasta Chiloé, X Región de Los Lagos.


Valdivia, capital de la región de Los Ríos
                                                                                           
 Claves                                                                               
XIV Región de Los Ríos: una de las quince regiones de Chile. 

Fue creada posteriormente a la regionalización del Gobierno militar , en 1974, donde entonces el número de regiones eran 12, más un área metropolitana para la capital, Santiago. 

Con la modificación de un artículo de la Constitución de 1980, en 2004, se dio el inicio hasta concretarla el 2 de octubre de 2007. 


Los mapuches (gente de la tierra) 
en la región intermedia, IX,  La Araucanía;


Temuco a la ribera del río Cautín, IX Región de la Araucanía

  • y los montañeses pehuenches (gente del pehuén o  pino araucaria) más al norte, alrededor de los tres volcanes Nevados de Chillán 

VIII Región del Biobío y esporádicamente en las riberas del Maule, VII Región.


Nevados de Chillán en la cordillera de Los Andes
Los mapuches eran los más fuertes y nunca fueron vencidos. Yupanqui comprendió que era mejor regresar al norte porque apreció astutamente que con ese fabuloso adversario no lograría sus objetivos de conquista, eran sus tierras inexpugnables.

Luego, serán los españoles quienes tratarán de dominar al altivo nativo, los que semejaron a los bravos guerreros de la selva oscura, presentándole batalla al invicto dios de la mitología romana, Júpiter (Divina comedia, Dante Alighieri).

Ellos defendían su religión y libertad, dos aspectos privativos de su alma libre, como vuelo de golondrina en busca de los rayos del sol primaveral. 

Eran sus derechos naturales y los defenderán en una guerra a muerte que durará 282 años (1536 a 1818), de incansable lucha contra el invasor y sus secuelas.

Caupolicán, el toqui legendario y ejemplar. 

Leftraru, o Felipe Lautaro, como lo llamaron los españoles, es el general que algunos comparan, en esencia militar, a Alejandro Magno, Aníbal Barca, Cayo Julio César, Federico II el Grande y Napoleón.
"Inche Leftraru" (Yo soy Lautaro), tríptico idealizado del pintor chileno Pedro Subercaseux
 La táctica nativa que nace de un cerebro juvenil, 18 años, y prisionero del conquistador español, Pedro de Valdivia desde los 11 años, para la admiración de los estados mayores de los ejércitos del mundo.

La Logia latinoamericana Lautaro (Gran Reunión Americana), fundada en Londres, en 1797, por el venezolano Francisco de Miranda, llevó su nombre como emblema y orgullo.

Conoce este joven militar mapuche y practica los principios de la conducción antes que su propio creador, en 250 años más tarde, el prusiano Karl von Clausewitz y su tratado De la Guerra, que revolucionó la docencia en muchas academias militares del mundo y en cursos avanzados de marketing.
Monumento al Toqui Lautaro en Concepción
Claves

Toki Kura = hacha (en mapudungun). La cabeza de hacha de piedra colgada en el cuello como insignia de mando


Los caudillos militares, Paillamacu y Pelantaro combaten contra fuerzas muy poderosas en 1598. Los españoles admiran tanta bravura espartana y viajar a Chile es una proeza castrense; solo debían venir los mejores capitanes de Flandes para tener el honor de pelear contra el valeroso mapuche.


Al Perú iban los que deseaban riquezas. Ercilla canta el poema al valor de esa raza, a esa sangre roja como los copihues, a esa mujer que cría al guerrero para que triunfe pero nunca para que caiga bajo el sable extraño. Ese poema será famoso en los tiempos de Voltaire.


Fresia indignada, le enrostra a Caupolicán, por haberse dejado capturar:


Toma, toma a tu hijo, que era el nudo
con que el lícito amor me había ligado;
que el sensible dolor y golpe agudo
estos fértiles pechos han secado:
críale tú, que ese cuerpo membrudo
en sexo de hembra se ha trocado;
que yo no quiero título de madre
del hijo infame del infame padre

Vinieron los parlamentos. Son los únicos que trataron sus problemas y sus derechos con España, de igual a igual en el Nuevo Mundo y esa hidalguía formó la base del carácter chileno.
Chamanas mapuches con tambores ceremoniales, cultrún. 
La pintura sobre el cultrún representa la tierra y sus cuatro puntos cardinales: Meli witran mapu = tierra de los cuatro lugares, durante un machitún. 
Con el sonido las machis = protectoras del pueblo,  entran en un estado de trance para comunicarse con sus espíritus (1903)
Las deficiencias las reemplazaron con extraordinaria eficacia; renovaron sus armas que no le servían y las cambiaron por escudos sólidos y lazos mortales; crearon sistemas de espionaje y organizaron fortificaciones de campaña. La infantería tenía ya sus propios caballos con los señaleros y portadores de mensajes.


¡Le infligieron a los peninsulares la primera derrota en América!


Un caballeroso e inspirado soldado enemigo, Ercilla, profetizó en versos inmortales: 


  Chile, fértil provincia y señalada
en la región Antártica famosa,
de remotas naciones respetada
por fuerte, principal y poderosa;
la gente que produce es tan granada,
tan soberbia, gallarda y belicosa,
que no ha sido por rey jamás regida
ni a extranjero dominio sometida

El Ejército Unido Restaurador, conformado por chilenos y peruanos restauradores, que marchó al Perú dividido en dos estados confederados (Perú - Bolivia), para liberarlos de los sueños imperiales de un hombre, el Supremo Protector de la Confederación, el Mariscal boliviano Andrés de Santa Cruz y sus tropas bolivianas. Llevaba como líder al General chileno Manuel Bulnes Prieto, teniendo en sus listas de revista a un joven con la misma sangre de Lautaro o Lientur: Juan Lorenzo Colipí

Sus hechos heroicos le valieron las presillas de capitán, especialmente en Puente de Buin, República del Norte del   Perú (6 de enero de 1839), donde sostuvo su posición durante la retirada.

Y una mujer lonco, Janequeo, con preparación militar fue el látigo que fustigó permanentemente los fuertes sureños para vengar a su marido, el lonco Huepotaén, muerto cruelmente por mandato del gobernador español Alonso de Sotomayor.


Claves

Lonco = cabeza (en mapudungun), jefe de una comunidad

Arauco no solamente inspiró al poeta soldado sino que guió al pueblo chileno por la senda del éxito obtenido. Hasta hoy ese espíritu nos acompaña para lograr nuestros objetivos como país unido, orgullosos de nuestro pasado.


Fente Pui (Fin) por ahora...